Cuando pensamos en mantener relaciones sexuales solemos pensar en el momento de la penetración y obviamos que el sexo es mucho más que eso. Y no nos referimos solo a las caricias, los besos etc. Nos referimos a que el sexo sin penetración sí es posible. Sí, así como lo lees. Pese a que en nuestra imaginación siempre se repita la misma escena en cuestiones de sexo, existen otras prácticas, a veces mucho más placentereas, que permiten disfrutar con tu pareja sin la necesidad de llegar a la penetración.

Como sabrás, para disfrutar de un orgasmo no es necesaria la penetración y existen otros caminos para excitar y hacer llegar al clímax a tu pareja. De hecho, hay muchas personas que consiguen orgasmos de mayor intensidad con el sexo oral o la masturbación que con la simple penetración. Y sí, esto también se considera sexo.

petting

El petting

Esta práctica es conocida comúnmente como petting, aunque en algunos países recibe también nombres como “fajar” en México o “franelar” en Argentina, y consiste en alcanzar todo el placer llegando al orgasmo sin penetración.

Esto es algo muy común en las relaciones entre adolescentes que están descubriendo su sexualidad y buscan mantener relaciones sexuales seguras sin tener que utilizar otros métodos anticonceptivos.

Así, el petting puede realizarse de muchas formas y tiene muchos grados de intensidad pero en resumidas cuentas puedes practicarlo con:

  • Besos, caricias y abrazos: distribuidas por todo el cuerpo son muy excitantes.
  • Fricción de cuerpos: frotando vuestros órganos sexuales con el cuerpo del otro.
  • Masturbación manual: podéis masturbaros el uno al otro o a vosotros mismo mientras os miráis.
  • Sexo oral: en los hombres se trata de una felación y en las mujeres de un cunnilingus y consiste en estimular los genitales de la pareja con la boca. Y además, cuando nos referimos a sexo sin penetración normalmente nos referimos a penetración vaginal. Por ello hay quienes añaden a esta práctica:
    • Juguetes sexuales: ya sean para usarlos externamente o para la penetración.
    • Sexo anal: a través del ano y el recto, ya sea explorándolos con las manos, los genitales o juguetes sexuales.

¿Es seguro?

Prácticamente el 100% de las relaciones sexuales sin penetración son seguras a la hora de prevenir un embarazo a no ser que durante la práctica se derrame semen o líquido preeyaculatorio en la vulva y la vagina. En cambio, no es completamente seguro a la hora de contraer enfermedades de transmisión sexual si no se tienen en cuenta otras consideraciones. Tanto en el sexo anal como en el oral se deben seguir utilizando barreras de látex y plástico que prevengan la transmisión de fluidos y puedan hacernos contraer enfermedades como el VIH.