El sexo es uno de los mayores placeres de la vida para todo el mundo, incluidas, por supuesto, las mujeres. Y es que aunque es cierto que durante cientos de años las mujeres han sido consideradas como meros objetos en el ámbito sexual, lo cierto es que las mujeres disfrutan de las relaciones sexuales igual o incluso más que los hombres. Por ello no es de extrañar que el número de métodos anticonceptivos femeninos haya aumentado considerablemente en loEl sexo es uno de los mayores placeres de la vida para todo el mundo, incluidas, por supuesto, las mujeres. Y es que aunque es cierto que durante cientos de años las mujeres han sido consideradas como meros objetos en el ámbito sexual, lo cierto es que las mujeres disfrutan de las relaciones sexuales igual o incluso más que los hombres. Por ello no es de extrañar que el número de métodos anticonceptivos femeninos haya aumentado considerablemente en los últimos añoss últimos años.

anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos de tipo hormonal dirigidos para  mujeres

Si hablamos de métodos anticonceptivos femeninos, no cabe duda de que debemos comenzar hablando de los métodos que consisten en la liberación de hormonas. De esta forma podemos encontrar los llamados anticonceptivos orales, entre los que destacan las más que conocidas píldoras anticonceptivas. Este tipo de píldoras tienen una alta concentración hormonal y es necesario que sean tomadas diariamente a la mima hora para asegurar su efectividad total. De esta forma podemos ver que existen dos tipos de píldoras diferentes. Por una parte, encontramos la píldora combinada, mientras que por otra encontramos las llamadas mini píldoras. Las píldoras combinadas, consisten, como su propio nombre indica, en la combinación de dos hormonas, que en este caso son los estrógenos y los gestágenos, que son precisamente los que cortan la ovulación mientras que los estrógenos hará que los sangrados menstruales sean totalmente regulares.

Sin embargo hay mujeres a las que este tipo de píldoras no les viene nada bien ya que hay mujeres en las que el uso de estrógenos está contra indicado por temas de salud como padecer hipertensión, obesidad o tabaquismo en mujeres mayores de 35 años. Es en casos como este en los que está indicado el uso de la mini píldora, que solo contiene los gestágenos. Sea cual sea el tipo de píldora utilizada, lo cierto es que la píldora es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados, solo por detrás del preservativo masculino. Eso sí, cabe tener en cuenta que el uso de este tipo de métodos anticonceptivos puede conllevar algunos efectos secundarios como cambios de humor o el aumento de peso, si bien son beneficiosas para otras cuestiones ya que mejoran el acné, la caída del cabello y reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario o endometrio.

Una variación de la píldora es el parche semanal, que contiene el mismo tipo de hormonas que la píldora, con la única diferencia que en lugar de suministrarse de forma oral, se adhiere a la piel y hay que cambiarlo de forma semanal durante 21 días, dejando una semana de descanso para que llegue la menstruación.
Otra variedad de estos métodos anticonceptivos es el llamado anillo menstrual, que es un anillo transparente y flexible de unos cinco cm de diámetro que se coloca en el interior de la vagina de forma similar a un tampón y que va eliminando una cantidad hormonal diaria para inhibir la producción de óvulos, teniendo que colocarlo una vez al mes, lo que crea mayor libertad ya que una vez que se coloca te puedes olvidar del aro hasta el mes siguiente.